¡Acompáñanos en la Santa Misa o con una oración.